Alimentación para deportistas

Sin categoría | 20-08-2018

La alimentación saludable es un aspecto clave en multitud de aspectos de nuestra vida. Una buena alimentación influye notablemente en el buen funcionamiento de nuestro cerebro, mejorando el estrés o la calidad del sueño, aumentando el rendimiento durante actividades físicas e, incluso, puede intervenir en la prevención de ciertos desórdenes metabólicos. Por ello, cada vez es más común conocer a personas que apuestan por un estilo de vida en el que el deporte juega un papel principal y la alimentación para deportistas se convierte en un tema de actualidad.

En este aspecto, una alimentación bien orientada juega un papel estratégico en el sector deportivo, ya que, indudablemente, posee la misma importancia que un entrenamiento de calidad. Por lo que, cuando un deportista se plantea objetivos tales como aumentar su rendimiento o ganar masa muscular, planificar una alimentación acorde al entrenamiento es la clave del éxito.

Por ello, actualmente la industria alimentaria está orientando una gran cantidad de productos a este sector, intentando suplir aquellas necesidades más exigentes y estudiando en profundidad la alimentación para deportistas.

¿Qué necesidades tiene actualmente el sector deportivo?

Existen infinitud de actividades dependiendo del tipo de ejercicio y de su intensidad, pero no por ello dejan de tener unas necesidades comunes. De hecho, entre las primeras necesidades de un deportista está la hidratación. La necesidad de mantener unos niveles de agua corporales se debe a que cualquier proceso dentro de nuestro organismo ocurre en medio acuoso. Incluso, una mínima deshidratación puede aumentar las probabilidades de lesión durante el ejercicio.

Asimismo, el aporte de proporciones adecuadas de hidratos de carbono, grasas y proteínas influye positivamente durante el entrenamiento y la recuperación. Por este motivo, elegir bien los alimentos que consumimos, va a aportarnos macronutrientes de mayor calidad, al aportar al organismo todas las necesidades diarias que creamos con cada actividad.

¿Cuáles son las aportaciones del sector de I+D a estas necesidades?

Alimentos sin procesar

Un consumidor preocupado por su salud es un consumidor preocupado por la naturaleza de los alimentos que adquiere en el supermercado. En consecuencia, actualmente las industrias están planteándose etiquetas más limpias y desarrollando productos con ingredientes más naturales, mínimamente procesados. De esta manera, podemos encontrar productos hechos a base de harinas integrales y frutos secos crudos o snacks más saludables hechos a base de legumbres y verduras.

Proteínas vegetales

En los últimos años, los alimentos vegetales han estado escalando posiciones. Las proteínas son fieles amigas de los deportistas. Como función principal, ayudan a la recuperación muscular y la formación de músculo, por lo que, cada vez es más común la búsqueda de fuentes de proteínas acompañadas con la menor cantidad de grasa posible. Ante esta necesidad, la industria alimentaria ha puesto a nuestra disposición diversidad de fuentes de proteína vegetal. De este modo, podemos adquirir proteínas de guisante o de microalgas para enriquecer batidos, barritas energéticas de proteína de cáñamo o, incluso, snacks de carne magra curada altamente nutritivos.

Nuevos alimentos

Por otro lado, el auge que ha adquirido el uso de alimentos poco convencionales ha abierto un abanico de posibilidades a la hora de elegir una buena complementación de las comidas. De esta manera, existe una gran apuesta por el uso de amaranto y de semillas de amapola, por el uso de tubérculos como la maca o de nuevos frutos como el açai, los cuales son altamente nutritivos y ayudan al rendimiento deportivo debido a sus concentraciones de micronutrientes naturalmente presentes.

 

Escrito por Irene Varón

 

¿Nos dejas tu comentario?